Menu
26 diciembre, 2018 Capitán SEO

8 Consejos de seguridad en las redes sociales

Es un hecho que preocuparnos por nuestra seguridad en las redes sociales en las que participamos, se ha convertido en una obligación más que en una opción voluntaria.

También es cierto que, a pesar de nuestros esfuerzos podemos asistir a una serie de problemas externos ajenos a nuestra gestión y que marcan la vulnerabilidad y que hemos importado del mundo digital.

En cualquier caso, estar expuestos a ataques externos siempre será menos malo que abrir la puerta de nuestras redes sociales y exponerlas a todo aquel que pase por ellas.

Para arrojar un poco de luz sobre este tema, hemos querido preparar un artículo donde recogemos unos cuantos consejos a seguir y que apoyarán nuestra seguridad en redes sociales.

8 tips de seguridad en las redes sociales

1.- Crear un documento con la política de social media a seguir

Contar con una política de social media es algo que debemos tener en cuenta desde el minuto uno de plantearnos nuestra participación en medios sociales.

Esta política incluirá las bases a seguir (al pie de la letra) tanto en las acciones llevadas a cabo desde los perfiles corporativos como en las que realicen los empleados de la empresa en nombre de ésta.

Las bases deben hacer hincapié en un uso responsable del Social Media que buscará no solo protegernos de posibles ataques, sino también librarnos de problemas legales o de mala imagen pública.

¿Qué aspectos debe incluir una política de social media?

  • Las líneas de actuación de la marca. En ellas aprovecharemos a explicar cómo vamos a hablar de la empresa en redes sociales.
  • Las reglas sobre confidencialidad y uso personal de las redes sociales.
  • El nombre y posición de los miembros y los equipos responsables de cada cuenta de redes sociales.
  • Las líneas de actuación a seguir en cuanto a derechos de copyright y confidencialidad.
  • Las directrices a seguir para crear accesos seguros y la frecuencia con que deberemos actualizar nuestras contraseñas.
  • Las mejores opciones para mantener el software y los equipos que usamos actualizados.
  • La información necesaria para poder identificar y evitar fraudes, ataques y otros problemas de seguridad.
  • Los nombres de las personas a las que dirigirnos y cómo debemos responder en caso de sufrir ataques de seguridad en redes sociales.

2.- Educar a la plantilla en las buenas prácticas en redes sociales

Contar con un documento que recoja nuestra política de social media no servirá de nada si nuestro personal no lo pone en práctica.

Por eso, tan importante como esforzarnos en diseñar una política de redes sociales sencilla de entender es que tratemos de dejar claro a los empleados que estamos abiertos a sus preguntas, a su feedback y que les dejemos bien clara la importancia de seguir las directrices que hemos creado para que toda nuestra estrategia de Social Media tenga éxito.

En las sesiones educativas con el personal, dedicaremos un tiempo a revisar los últimos problemas en seguridad del momento y para ver si algunas de nuestras directrices necesita ser actualizada.

Otra ventaja de estas sesiones de “adiestramiento” es que nos permitirán corregir posibles errores de uso de redes sociales por parte de nuestra empresa.

Todos hemos experimentado ese miedo inicial a actuar en redes sociales y cometer errores que queden expuestos a nivel mundial. Ante esto, cobra especial relevancia la educación en las buenas prácticas en redes sociales que ya hemos mencionado y que aumentarán la confianza de nuestros empleados en sus actuaciones en redes.

Si conseguimos que entiendan cómo deben usar sus redes para apoyar a la empresa y les habituamos a hacerlo de forma correcta para sus temas personales, estaremos consiguiendo dar un paso de gigantes a nuestro favor.

3.- Restringir el acceso a redes sociales

Ya hemos mencionado los riesgos externos para nuestra empresa del uso de redes sociales y aquí, también hay que mencionar el riesgo en cuanto a ciberseguridad y de hackers que provienen de nuestro propio personal interno.

La mejor forma de reducir estos riesgos de seguridad pasa por limitar de forma controlada el acceso a nuestros perfiles corporativos.

No todos nuestros empleados deben conocer las contraseñas de acceso a los perfiles. Una cosa es que animemos a todos nuestros equipos a participar proponiendo respuestas o creando publicaciones y otra muy distinta que todo el mundo pueda publicarlas en nombre de la empresa.

Es más, el número de personas con acceso directo a nuestras cuentas es la primera carta bajo la manga que tenemos para proteger la seguridad de nuestras cuentas. Debemos pensar muy en serio a quién le concedemos acceso total y a quién no, quién necesita tener acceso a herramientas relacionadas con nuestras redes y por qué motivos. De esta forma, si esos empleados causan baja en la empresa nos estaremos evitando tener que renovar todas las contraseñas y será tan sencillo como revocar sus derechos de acceso a herramientas y no a las redes en sí.

4.- Establecer un sistema de publicaciones en redes sociales con aprobación previa

Poner en práctica este sistema de publicaciones autorizadas es cada vez más sencillo, dado que la mayoría de las herramientas de automatización de publicaciones nos permiten crear equipos de trabajo.

De esta forma, cada empleado integrante en un equipo puede tener acceso a crear sus propios borradores de publicaciones que luego serán supervisados por un responsable con autoridad suficiente para admitirlos, rechazarlos o modificarlos para adaptarlos al tono, al mensaje o a la estrategia en redes sociales que la empresa tiene en ese momento.

5.- Contar con un responsable al mando

Al igual que ocurre con cualquier otro departamento de la empresa, nuestro departamento de Social Media tiene una estrategia propia que va variando en función de los objetivos corporativos.

Si lo que queremos es que esa estrategia cumpla todo aquello para lo que ha sido diseñada deberá ser implementada y llevada a cabo de la forma más acorde por los profesionales más indicados para ello.

Con todo esto lo que queremos dejar claro es que una cosa es que animemos a todos y cada uno de los miembros de la empresa a participar y otra cosa es que la supervisión y la última palabra estará en poder del responsable del departamento de social media.

Este profesional o profesionales (depende de la dimensión y estructura de la empresa) serán los oídos y los ojos que analizarán con lupa la presencia de la marca en el universo Social Media, por medio de herramientas de analítica de redes sociales. Al oír y ver todo lo que se cuece en torno a la marca será capaz de mitigar posibles crisis o resolver problemas en tiempo récord.

A pesar de que este perfil profesional estará totalmente integrado en el equipo de marketing (por razones obvias) también deberá estar en contacto con el equipo de informática (el motivo también es obvio).

Con la integración anterior estaremos garantizando tanto una rápida actuación como una respuesta correcta en caso de tener problemas de seguridad o de que atenten contra la reputación online de nuestra empresa.

6.- Monitorizar nuestros perfiles a través de la escucha social

Nuestras redes sociales dan mucha más información de lo que creemos a priori. Así, si desatendemos nuestras redes, éstas darán esa impresión y serán un goloso caramelo que atraiga a hackers y a otros malotes del Social Media.

Evitar este tipo de riesgos requiere de toda nuestra atención en los diferentes canales en los que participamos. Y parte de esa atención la deberemos centrar en verificar que todo lo publicado en ellos ha partido de nosotros y no de terceros que se han colado en nuestras cuentas.

Si contamos (que deberíamos) con un calendario de contenidos podremos hacer esta verificación de forma rápida y eficaz.

Además de las publicaciones deberemos controlar que no existan cuentas que utilicen nuestra marca o las de nuestros empleados como si fueran la oficiales y verdaderas.

Existe una amplia variedad de herramientas para verificar lo que se dice de nosotros y quién lo dice. Desde Agorapulse hasta Hootsuite, pasando por Social Mention o incluso la misma Google ponen a nuestra disposición diferentes formas de estar al tanto y controlar lo que se dice de nuestra marca.

7.- Invertir en seguridad

El control de nuestras redes sociales y de lo que en ellas se dice es un trabajo 24x7x365, cosa que nos dificulta en gran manera nuestra labor al no poder estar al tanto todo el tiempo.

Para aliviar este problema existen sistemas de alerta que nos avisan de los posibles riesgos de seguridad que se producen alrededor de nuestra marca. Algunos de estos sistemas incluso categorizan el riesgo de la alerta y nos informan de si es potencialmente peligrosa, arriesgada, ofensiva, maliciosa o fraudulenta, entre otras opciones.

Además de estos sistemas existen los principales servicios de seguridad que nos protegen de ataques de hacking o de phishing.

8.- Realizar regularmente una auditoría de redes sociales

No es necesario que digamos que los problemas de seguridad asociados a redes sociales cambian de un día para otro.

El ingente número de hackers que existen a nivel mundial se nutren de nuevas estrategias y nuevos huecos que dejan en entredicho nuestra seguridad en internet y nos exponen continuamente a virus y a ataques de cualquier tipo.

Luchar contra esto es un trabajo diario y revisar nuestras redes sociales haciendo una auditoría de su estado es algo que nos tenemos que tomar muy en serio y de forma continua.

Por esto, es más que recomendable hacer una auditoría de redes de forma regular (se recomienda una vez por trimestre) que nos informe de la salud en seguridad de nuestras redes sociales.

¿Qué debemos revisar en nuestra auditoría de seguridad en las redes sociales?

  • La configuración de privacidad de nuestras redes sociales.
  • El acceso y los permisos a publicaciones.
  • Los ataques y riesgos de seguridad “de moda” en redes sociales.
  • Nuestra política de social media.

8 Consejos de seguridad en las redes sociales

Capitán SEO

Si necesitas cerciorarte de que estás trabajando con tus redes sociales de forma segura y quieres protegerte ante los peligros del mundo digital, puedes contar con nosotros. Una auditoría de seguridad en redes sociales te ayudará a cerciorarte de que no estás expuesto a ningún problema de seguridad. Del mismo modo, podemos ayudarte a actuar para reforzar vulnerabilidades y amenazas externas y a solucionar cualquier tipo de problema.

About the Author