Menu
13 mayo, 2020 Tania

¿Qué es el remarketing?

Si estás estudiando las diferentes formas de hacer publicidad en internet seguro que te preguntas qué es el remarketing exactamente y si te merece la pena empezar a utilizarlo en tu estrategia.

Esta forma de promocionar nuestros productos y servicios online cuenta con la peculiaridad de que solo se centra en re-conectar con los usuarios. Es decir, la única condición indispensable para el remarketing se considere como tal es que se muestre a alguien que ya ha visitado tu web.

Una vez que se da esa clave tendremos diferentes tipos y tácticas entre las que escoger y ciertas peculiaridades a tener en cuenta. En este post te cuento de una forma detallada qué es el remarketing y cómo funciona, sus ventajas y las diferentes formas de hacerlo.

¿Qué es?

El remarketing consiste en que, siempre y cuando el usuario haya navegado por nuestra web, se le muestren nuestros anuncios  a través de otros canales. El objetivo es siempre lograr que se produzca una conversión, partiendo de la idea de que el usuario que ya ha entrado en nuestra web es más proclive a realizar la acción que deseamos.

Principalmente, el remarketing se trabaja a través de Google Ads y parte de la base de aprovechar los datos recopilados sobre la navegación y comportamiento de búsqueda del usuario. En teoría, si este ha mostrado interés en nuestros productos y servicios pero ha abandonado la web sin llegar a hacer la conversión, con el remarketing conseguiremos atraerle y que complete la acción mostrándole un anuncio específico.

Dicho de una forma más sencilla: el remarketing es convencer al usuario para que finalice la compra.

¿Cómo funciona exactamente?

La clave de esta técnica son las cookies, cuando el usuario navega por nuestra web estas se quedan registradas en su navegador. De esta forma se queda identificado (es la clave por la que sabemos en Google Analytics que visitantes son nuevos y cuáles recurrentes, por ejemplo).

Con la información que nos proporciona la cookie podemos añadir al usuario a una lista de remarketing para poder mostrarle posteriormente un anuncio personalizado.

Dos datos imprescindibles para configurar tus campañas

Cuando se hace remarketing hay dos aspectos fundamentales para poder afinar mejor todas nuestras acciones. Tendremos que fijarnos en la frecuencia y las audiencias:

  1. Frecuencia: El máximo de veces que el anuncio salta como máximo a cada visitante. Hay que tener mucho ojo con este parámetro porque un exceso de impresiones puede acabar agobiando al usuario, generando una sensación de que le estamos “persiguiendo”.
  2. Audiencias: Es importante configurar bien las listas de usuarios y crear anuncios diferentes y personalizados. Por ejemplo, en función del tiempo que haya pasado desde que visitó la web por última vez o creando mensajes diferentes para clientes que ya hayan hecho una conversión.

 

¿Por qué hacer remarketing?

Ya sabes qué es el remarketing así que vamos a pasar a ver todas las razones por las que es recomendable utilizarlo:

  • Reputación digital: Esta técnica sirve para crear una impresión de notoriedad. Si un usuario que visite tu web después empieza a ver anuncios de la empresa, pensará que tienes que ser más grande de lo que cree ya que estás “gastando” en publicidad (aunque no sepa que realmente tú solo pagas por clic y el coste suele ser barato).
  • Llegar en el punto justo: El remarketing puede configurarse para que se establezcan puntos de encuentro oportunos con el cliente. Es más, ya partimos de la base de que el usuario se ha interesado por el producto; teóricamente es más propenso a la compra que un desconocido.
  • Listas adaptadas a nuestros objetivos: Podemos agrupar usuarios según su perfil para que sea más fácil alcanzar nuestros objetivos.
  • Cobertura a gran escala: Tenemos diferentes formas eficaces de llegar a los usuarios en cualquier momento.
  • Solo tienes que pagar si el usuario hace clic en tu anuncio.
  • Se recopilan datos que podemos utilizar para ir perfilando campañas. Incluso más allá de las propias de pago.

 

Formas de hacer remarketing

Distinguimos entre cinco formatos diferentes para elaborar campañas de remarketing:

  1. Estándar: Fue el primer formato que creó Google para hacer remarketing. Consiste en mostrar anuncios en otras páginas web asociadas a la red de display.
  2. Dinámico: Se basa en datos de la navegación del usuario para mostrarle los productos o servicios que ha visto (o similares). Es decir, se basa en la intención de búsqueda.
  3. Para aplicaciones móviles: Google detecta cuando el usuario está navegando en mobile y le muestra anuncios adaptados.
  4. Lista de distribución: Permite subir una base de datos, por ejemplo la que obtenemos mediante una suscripción a newsletter, para que Google rastree a los usuarios.
  5. Vídeo: Centrado en YouTube, se incluye al usuario en la lista cuando ha visto un vídeo de nuestro canal para ofrecerle contenido similar.

Remarketing en Google Ads

Para acabar, vamos a ver de una forma rápida cómo se configura una campaña de remarketing en Google Ads en tres pasos:

  1. Crear audiencias: Entra en Google Ads y dentro del menú principal selecciona el icono de “Herramientas”. Luego, haz clic en “biblioteca compartida, después en “gestor de audiencias” y ahí en “listas de remarketing”.
  2. Seleccionamos el tipo de lista de usuarios a la que queremos llegar: Podemos escoger entre la de visitantes del sitio web, la de usuarios de aplicaciones, la de usuarios de YouTube, la de clientes y una combinación personalizada. Importante: ten en cuenta que Google necesita un mínimo de usuarios dentro de cada lista para poder poner en marcha la campaña.
  3. Elegimos el tipo de campaña, personalizamos y ¡listo!